[Relato] Pequeño guiñol

Avatar de Usuario
elpajarometalico
Mensajes: 351
Registrado: 23 Jul 2020, 16:39
Ubicación: Sevilla

[Relato] Pequeño guiñol

#1

Mensaje por elpajarometalico » 12 Jun 2021, 12:40

Ese era el punto final en su viaje. Ya no quedaba marcha atrás ya que todo era obscuridad. Sin embargo su alma viajaba a través de constelaciones de rostros , lugares , tiempos y sueños rotos ¿Era todo aquello real o había sido solo un sueño? Se puso en posición fetal , sabiendose abrazado por aquella sombra eterna. Había iniciado su viaje para encontrar su raíz primordial , aquella que iba más allá de su Cuenca natal y añoraba las suaves caricias del Nilo , aquel mítico río que conoció solo en sus sueños. Ir al principio y ascender por las ramas de la genealogía y la vida. Fue entonces al recorrer fechas y nombres que su mente dejó de andar en círculo para terminar enclavada en un pequeño instante .

Aquel teatro de sombras , un último reflejo de una vana ilusión. Aquel juego de dos.

Sintió la suave caricia del agua en el rostro mientras intentaba recordar el tren que le habría de llevar a su nuevo destino. El silencio era reconfortante y tranquilo si no fuera por aquella mirada que casi gritaba en su dolor , aquel cuerpo corrompido y putrefacto con su plaquita metálica. Juan Ramírez miraba fijamente a su asesino . Solo había sido un error , no esperaba que aquel hombre fuese a ser tan leal a Pentex como para lanzarse contra él fruto de las ordenes comandadas por el Wyrm en su inconsciente. Y sabía lo que anhelaba , quería encontrar un camino al mundo de los vivos , ascender a la realidad y volver con su hijo ... Pero aquello era imposible . Cerró la puerta intentando no pensar en ello. Cuando justo en ese instante fue rápidamente asaltado

- ¡Papa no te vayas¡ Llévame contigo- sollozo aquella joven. Casi siempre que la veía le recorría un escalofrío por el espinazo ¿Cuándo aquella chiquilla aventurera de unos 8 años se había transformado en una señorita de 23? Limpió de su rostro aquellas lágrimas. Era tan difícil encontrarse ... pero se querían tanto. Deseó y pidió a los cielos que aquellos pocos segundos no se fundieran en las arenas del pasado pero el deseo no le fue concedido por los susurros del tiempo.

-Volvere- Mintió y no le era ajeno que ella lo sabía. Pero ambos sonrieron , sonrieron por aquel triste teatro de guiñol por el que quizás , y solo quizás , aquella triste verdad del corazón pudiera salir volando de su nido de terciopelo. Luego todo se hizo rápido: el silbido del tren , los pasos desconocidos de senderos que se cruzaban , la despedida a través de los cristales que decían tanto pero tan poco , el cielo dibujándose en el charco ... Ver como se hacía cada vez más pequeña hasta que fue tragada por el horizonte

Juan Ramírez miró la llanura oscura con su mirada triste cuando ambas almas se encontraron tras tanto tiempo , fundiéndose en silencio , preguntándose sobre como estaba aquellos que aún respiraban . Recordando.

Aquel teatro de sombras , un último reflejo de una vana ilusión. Aquel juego de dos.

Sintió la suave caricia del agua en su rostro mientras intentaba recordar el tren que le habría de llevar a su nuevo destino. El silencio habría sido tranquilo hasta reconfortante si no fuera por los alaridos de dolor de aquella mirada del cuerpo corrompido y putrefacto que se encontraba a su vera. Hoguera de Estrellas miraba fijamente a su asesino. Solo había sido un error , no esperaba que aquel hombre fuese a ser tan leal a sus extraños valores como para lanzarse contra él fruto de aquella extraña filosofía New Age. Y sabía lo que anhelaba quería encontrar un camino al mundo de los vivos ,ascender a la realidad y volver con su hija ... Pero aquello era imposible. Suspiro. Esto le había jodido la vida , necesitaba aquel trabajo pero no podía con la culpa y el remordimiento , aquellos sentimientos que tensaban su cordura e inundaba la realidad con su fantasía. Y como castigo a su debilidad debía abandonar lo que le era más querido. Cerró la puerta intentando no pensar en ello-. ¡Papa no te vayas¡ Llévame contigo.

Aquel teatro de sombras , un último reflejo de una vana ilusión. Aquel juego de dos.
"¿Qué es lo que quiere decir?"

"Se lo escribiría pero tengo mala ortografía"

(El Apartamento, Billy Wilder, 1960)

Editor completo

Volver a “Hombre Lobo”