[Recurso] Galicia en Tinieblas: Meigas y brujas

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 11771
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Galicia en Tinieblas: Meigas y brujas

#11

Mensaje por Alexander Weiss » 10 Nov 2021, 14:19

Imagen El Ciprianillo o Libro de San Cipriano es el nombre de un libro de magia, publicado bajo varios títulos, que describe diferentes procedimientos (hechizos y rituales) para encontrar los tesoros que los mouros escondían en cuevas, castillos o castros . En segundo lugar, el libro también enseña cómo convocar y conjurar al diablo, combatir el mal de ojo , adivinar los remedios mágicos ocultos y diversos de todo tipo, hechizos de amor (y desamor) y otros.

No se puede hablar, realmente, de un Libro de San Cipriano sino de una colección de versiones o traducciones de distintos contenidos y atribuidas a distintas manos. Todos reclaman el carácter de auténtico, verdadero, único, para justificar tal mérito.

Xosé María Álvarez Blázquez, Vicente Risco y otros autores investigaron el posible autor y la fecha original de publicación, sin llegar a ninguna conclusión definitiva. Parece haber cierto consenso en situar el nacimiento del libro alrededor de los siglos XVI y XVII, aunque Bernardo Barreiro dice que " debe ser algo del siglo XIX o un poco antes en años ", sin detectar ninguna mención al libro en los registros que consultó, relativos a la Inquisición en Galicia durante los siglos XVI y XVII, siendo lógico que, si existiera en ese momento, sería un objetivo prioritario para los inquisidores. De hecho, el propio Bernardo Barreiro cita algunos casos de presuntos magos poseedores de libros de magia, como el caso contra el fraile franciscano Juan de la Vega en 1602 acusado de convocar al diablo porque un testigo había afirmado que el fraile tenía un libro, de un convento de Ourense, con el que pudo hacer que los demonios se le presentaran; o el de Juan Gómez, de Tameirón (A Gudiña), también en 1602, que tenía un libro de astrología o magia; o el del profesor irlandés Patricio Sinot, juzgado en Santiago en 1622 porque en cierta ocasión sacó un libro sobre los 'destinos' . No hay ningún indicio en ninguno de los procesos inquisitoriales para relacionar tales libros con Ciprianillo, y en el tercer caso, el imputado afirmó que los únicos libros que tenía eran de medicina y astrología (de autores judíos).

Afirma Álvarez Blázquez que ya en el siglo XVII circulaba por Galicia un libro de conjuros atribuido a San Cipriano , del que se puede derivar el nombre de Ciprianillo , que sería una traducción del francés. Risco cree que se publicaría ya en el siglo XVIII .

Antón Fraguas también estudió la historia del libro, y cita los siguientes títulos con los que fue publicado, en España y en otros países: Libro de San Cipriano , Libro magno de San Cipriano. Tesoro del hechicero o Gran Libro de San Cipriano, o el tesoro del hechicero (éste en portugués). También habla de otras ediciones en Leipzig , Madrid o anónimas (sin fecha ni lugar de impresión) y sugiere que las diferencias que se observan entre las distintas ediciones (la lista de lugares donde se encuentran los tesoros es muy variable e incluso faltan en algunas ediciones) se explica por el hecho de que son autores diferentes.

La Enciclopedia Galega Universal afirma que la primera edición podría ser la de Leipzig, escrita en el siglo XVI o XVII, y que el libro fue condenado por la Inquisición y escondido bajo cadenas en Santiago de Compostela. El libro estaría compuesto por dos partes: la primera, con la relación de los tesoros existentes en Galicia, y la segunda formada por remedios para curar enfermedades y presagios para protegerse del mal. Se supone que esa primera parte es de autoría gallega, porque la toponimia utilizada y la tradición que recoge refleja un conocimiento del folclore gallego. La segunda parte sería una traducción de textos mágicos publicados en Francia en el siglo XVIII, como el Grand Grimoire avec la Clavicule de Salomón et la Magie Noire o las Fuerzas Infernales del Gran Agripa .

La primera publicación conocida en Galicia se debe a Bernardo Barreiro (1850-1904), quien publicó Brujos y astrólogos de la Inquisición de Galicia y el famoso libro de San Cipriano (A Coruña, 1885), reeditado en Madrid en 1973 por Akal. La intención de Bernardo Barreiro al publicar este libro mágico no fue otra que la de desacreditarlo y ayudar a desterrar la creencia popular en su valor mágico y misterioso. Esto lo explica el propio autor:

“ Despejada de misterio y aparato y secreto, toda creencia perece. A la luz del día huyen y no se dejan intimidar por los fantasmas. Y el arduo trabajo de adquirir, terminará su historia con la desgracia en estas páginas, que tratan de magos y mentirosos . "

La primera edición en gallego la realizó Álvarez Blázquez en la colección O Moucho, en 1974 . En el prólogo mantiene la tesis de que el libro había sido escrito en Santiago a finales del siglo XVIII o principios del XIX, aludiendo a referencias a hechos históricos fechados en ese período, posiblemente por un francés que pretendía escribir un texto humorístico basado en supersticiones de el tiempo.
ImagenImagen Las raíces del Ciprianillo se remontan a los primeros siglos de nuestra era, cuando entraron en España, y en Galicia, algunos cultos relacionados con Oriente. Se dice que San Cipriano de Antioquía fue consagrado al diablo por sus padres, recién nacido, y creció practicando magia negra. De joven se enamoró de Santa Justina y quiso conquistarla con la ayuda del diablo, pero no pudo ganarla porque Justina se había defendido haciendo la señal de la cruz. Asombrado por la fuerza de la cruz, Cipriano rompió el pacto con el diablo después ser cristianizado por el obispo de Antioquía, dedicando el resto de su vida a predicar la fe cristiana, hasta que fue martirizado y decapitado junto con Justina. Sin embargo, cuenta la leyenda que, tras su conversión, recogió en un libro todo lo que había aprendido del diablo. Este libro sería la fuente del actual Ciprianillo .

Al igual que San Cipriano, Santa Comba también fue una hechicera antes de ser bautizada, por lo que son considerados magos buenos e invocados para curar diversas enfermedades extrañas. En la ermita de San Cipriano de Tomeza ( Pontevedra ) y la iglesia de Santa Comba de Bértola ( Vilaboa ) se celebran rituales mágicos para protegerse del mal de ojo. Dice el refrán que "O que vai a Santa Comba e non a San Cibrán, fai a viaxe en van ". Mariño Ferro recogió varios ensalmos contra el mal de ojo que se deshacía rezando tres padrenuestros a San Cipriano y tres salves a Santa Comba.

La publicación de Bernardo Barreiro dice lo siguiente sobre una posible autoría:

El estilo en el que está escrito el llamado libro de San Cipriano no es muy moderno, sencillo y de pluma vulgar e inducida, pero de innegables talentos para este género de literatura popular: En las oraciones y en el método se encuentra la mano de un sacerdote". "La autora, en suma, toma un seudónimo de mujer rabina: se llama Beniciana Kabina, y en otra copia manuscrita pone el nombre de Antonio antes que ella. Un charlatán consumado que puede haberse enriquecido con este anónimo " .

Las diferentes versiones del Ciprianillo también contienen numerosos hechizos, recetas y hechizos para lograr los más diversos efectos mágicos.

Vicente Risco dice que incluso los frailes del Monasterio de Samos recurrieron a los poderes mágicos que les proporcionó el Ciprianillo . Según una leyenda, fue el mismísimo diablo quien llevó al atardecer toda la piedra necesaria para construir el monasterio.

Según el libro, si un joven quiere ganarse el amor de una chica, debe ir a cortar una rama de acebo a las doce de la noche de San Juan y luego llevarla al mar para pasarla bajo trece olas mientras reza un credo a la vez. De esta forma, con la rama podrás enamorar a la chica con sólo tocarla.

También explica, por ejemplo, cómo y cuándo cortar una vara de avellano para obtener la llamada vara fulminante, con la que se podría invocar el trueno y hacer que llueva en un determinado lugar o hora o, a la inversa, para deshacer tormentas.
Imagen

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 11771
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Galicia en Tinieblas: Meigas y brujas

#12

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Nov 2021, 13:12

Imagen LA BRUJA DE TORBEO

Por Ana Rodil.

https://www.elprogreso.es/articulo/ribe ... 67938.html

La tradición gallega está plagada de referencias a brujas, curanderas o sanadoras. Solo en Monforte fueron famosas la Vedoreira de Canide (también llamada Magdalena das Pereiras) o la Adivinadora de Distriz. Sin embargo, es Filomena Arias, apodada la Meiga o la Sabia de Torbeo, una de las últimas brujas de la provincia de Lugo y de las más conocidas de toda Galicia.

Antonio Rodríguez Díaz es un vecino de la parroquia de Torbeo, en Ribas de Sil, que lleva años recopilando todo tipo de información relacionada con esta localidad y guarda varios artículos que dan cuenta de los poderes y de la historia de Filomena Arias Armesto, una mujer cuya su fama se extendía por todo el sur de Lugo, Ourense y Castilla y León.

Los documentos que recopiló Rodríguez explican que Filomena Arias Armesto nació en el municipio de Ribas de Sil en la década de 1860 y murió en 1938, en A Pobra do Brollón. Según la tradición oral, esta mujer sufría una especie de trances o ataques durante los cuales le asistía el poder de la adivinación y profetizaba cualquier tipo de situación. Además, tenía dotes de curandera y a ella acudían personas con todo tipo de dolencias.

Pero Filomena Arias no fue siempre bruja. Sus facultades mágicas se despertaron en plena juventud. La historia que persiste en Torbeo es que una tarde la joven formaba parte de un fiadeiro en la casa de una vecina, en la que se habían reunido varias mujeres para coser, y salió al exterior para beber en la cercana fuente de la Cruz do Barrio. Al regresar, Filomena entró ladrando, sufría convulsiones y comenzó a golpearse la cabeza contra las paredes. Las vecinas lograron calmarla pero de manera periódica la joven sufría de nuevo esos episodios. Fue por ello que se decidió llamar al cura de la parroquia, que aseguró que la mujer estaba poseída por el demonio y que era necesario practicarle un exorcismo.

Al parecer, la tarea fue complicada porque la bruja se resistía a entrar en la iglesia, así que finalmente el exorcismo le fue practicado en el patio del templo. Lo que se refleja en las crónicas que recopilaron el capítulo es que Filomena Arias tenía en su interior cinco demonios pero el sacerdote solo logró que expulsase dos. Lo hizo por la boca y los seres tenían forma de perro.

Los tres demonios que siguieron en su interior eran el origen de los trances en los que Filomena desplegaba todos sus poderes de adivinación y curación.

El periodista monfortino Ángel Arnáiz pudo entrevistar en el año 2000 a David Arias, nieto de Filomena, que en aquel momento contaba con 72 años y que falleció una década después. Arias relataba que de niño le aterrorizaban los ataques que le daban a su abuela. Afirmaba en esa entrevista que todo empezaba con unas convulsiones y tras ellas la mujer se transformaba y comenzaba a ladrar y hablar en castellano, pese a que su lengua siempre había sido el gallego. Los trances, que se producían casi a diario, duraban unas dos horas y al término de los mismos la mujer empezaba a decir la palabra "chavaras". A partir de ahí podía recibir consultas.

El nieto de Filomena Arias contaba que la mayoría de la gente acudía a ella para que le hiciese una predicción y la mujer ya les desvelaba todo lo que les iba a ocurrir antes de que comenzasen las preguntas. También refería David Arias algunos casos de curación y recordó uno en el que un hombre acudió con su hijo aquejado de una fuerte ictericia, al que la bruja le recetó una pócima con polvo de hueso humano.

Filomena Arias fue madre soltera y durante años vivió en Torbeo acompañada de un hombre que le ayudaba en la atención a los cientos de personas que acudían a pedirle consejo. Algunos aseguran que durante un tiempo hizo mucho dinero; otros, que nunca cobró por sus consultas.

En el año 1936, la mujer fue desterrada de Torbeo y se trasladó a Monforte, donde malvivió en el barrio de Os Chaos hasta que una mujer, Ana Iglesias, se la llevó a su casa de Vilachá, en A Pobra do Brollón para que terminase sus días. Finalmente fue enterrada en Rairos, en el municipio de Quiroga.

El editor y librero asentado en Vigo Antón Patiño Regueira fue uno de los mayores investigadores del movimiento de los curanderos gallegos y organizó encuentros con sanadores de Galicia y Portugal.

Las experiencias relatadas en esos foros quedaron reflejadas en varios libros y en uno de ellos se rinde homenaje precisamente a la bruja de Torbeo. Se trata de la obra Agarimo a Filomena Arias, publicada en el año 2000 a raíz de una jornada organizada en Torbeo.

Entre la información que guarda Antonio Rodríguez también se encuentra un artículo de Luis Fernández sobre neurología publicado en el Boletín das Ciencias número 57 de la Asociación dos Ensinantes de Ciencias de Galicia.

En ese escrito, Fernández hace referencia a la existencia de determinadas situaciones que activan las estructuras del sistema límbico (cerebro emocional) y añade que "as epilepsias do lóbulo temporal (ocupado en boa parte polo sistema límbico) está asociado a fenómenos que se relacionaron, e se relacionan, con posesións. No concello de Ribas do Sil, no sur da provincia de Lugo, aínda hai xente viva que fala da Meiga de Torbeo. As descricións que dela contan aproxímanse bastante a crises epilépticas, unidas como sempre a boas doses de fantasía popular"

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 11771
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Galicia en Tinieblas: Meigas y brujas

#13

Mensaje por Alexander Weiss » 18 Nov 2021, 17:26

Imagen Durante el siglo XIX, en la parroquia de Triabá, en Castro de Rei, en la Terra Chá, vivía una vieja a la que consideraban bruja. Decían que era refinada y cruel, que tenía a todo el pueblo bajo su mando, que les exigía comida y trabajar para ella amenazando a los lugareños, que lanzaba hechizos y mal de ojo, matando cerdos, vacas, niños y adultos, que quemaba pajares y casas, y estropeaba las cosechas, y que provocaba todo tipo de desgracias,

La gente le tenía tanto medio que finalmente decidieron matar a la bruja entre todos. Se juntó casi toda la parroquia, fueron a su casa, encendieron el horno, y cuando ya estaba caliente, metieron a la vieja dentro. La hornearon durante dos horas y cuando lo abrieron seguía viva, sentada y lanzando hechizos. Algunos de los presentes huyeron, pero otros volvieron a cerrar el horno y terminaron de quemarla. En cualquier caso, la vieja desapareció y desde aquel día desaparecieron todos los males.

Desde entonces y hasta el día de hoy, a los descendientes de quienes quemaron a la vieja los llaman "Queimavellas". Existen indicios de que el suceso fue real, así como sus protagonistas. Seguramente la anciana fue víctima de la superstición, el temor y la intolerancia de sus vecinos.
Última edición por Alexander Weiss el 17 May 2022, 14:05, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 11771
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Galicia en Tinieblas: Meigas y brujas

#14

Mensaje por Alexander Weiss » 17 May 2022, 14:03

Imagen

La Alianza de Finisterre. Una Alianza de la Orden de Hermes para Edad Oscura: Mago.

viewtopic.php?f=13&t=97&p=164

Debajo de la escalera. Una aventura para Mago: La Ascensión ambientada en A Coruña.

viewtopic.php?f=13&t=2530

Editor completo

Volver a “Mago”