Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#11

Mensaje por Alexander Weiss » 16 Nov 2021, 23:15

Imagen El ojáncano o ojáncanu es gigante ciclópeo de la tradición cántabra que encarna todo el mal, lo más negativo y lo salvaje. Con diferentes características regionales, se le conoce con distintos nombres. Es denominado Ojáncano, Jáncano o Páncano en Cantabria. En el País Vasco responde a los de Tártalo, Torto, Anxo y Basajaun; aunque éste último en algunas versiones no tiene las connotaciones negativas el Ojáncano, o es tan poco inteligente que es fácilmente burlado. En Asturias lo llaman Patarico. En Galicia, Olláparo –en ocasiones con otro ojo en el cogote- y Ollapín –con solo uno en el cuello-. Son similares a los cíclopes de la mitología griega y a los fomorianos irlandeses.

Todas las versiones coinciden en señalar que el rostro es completamente redondo, de color amarillento, con unas barbas como cerdas de jabalí, largas, bermejas como una llama. Los cabellos son de un rojo menos intenso. Su único ojo, en mitad de la frente, relumbra como una candela, y está rodeado de unas arrugas pálidas con unos puntitos azules. Es fuerte y de largos brazos; su voz, como un trueno, se asemeja al bramido de un toro en celo y, a la puesta del sol, muge y echa espuma por la boca.

Aparte de estos datos, las versiones son muy distintas, dependiendo de los lugares donde se escuchen. Suele tener diez dedos en cada mano y en cada pie, y dos hileras de dientes. A veces nos dicen que es alto y delgado y que se cubre con una zamarra de color pardo; otras, que va prácticamente desnudo y se tapa con su melena y barbas, larguísimas y engrasadas con unto de oso, dejando al descubierto tan solo el ojo.

Su morada se ubica en profundas grutas con la entrada cubierta de maleza y de desprendimientos pétreos, cuya puerta cierra con una enorme piedra que nadie más que él puede mover. Su lecho está situado en la zona más profunda, formado a base de hojas, hierbas y ramas. Enfurecido por el fuerte viento de los temporales, que le enreda las barbas en zarzas, árboles y arbustos, se enfada y tira y despedaza grandes rocas y árboles. En ocasiones pelea a pedradas con otros ojáncanos. Ellos han sido los que, en momentos como estos, han hecho los desfiladeros y precipicios, y han desgajado los montes.

Ente las maldades que la mitología cántabra atribuye a este ogro está el de derribar árboles, cegar fuentes, robar ovejas, raptar a jóvenes pastoras, destruir puentes, matar gallinas y vacas, abrir simas y barrancos, arrastrar peñas hasta las camberas y brañas donde pasta el ganado, rompe las tejas, robar imágenes en las iglesias y dejar bojonas (con cuernos defectuosos) las vacas. Además, siembra entre los lugareños el rencor, la soberbia, la envidia y el hurto. A los recién nacidos se les protegía para que no fuesen raptados por ellos con una mezcla de agua bendita con laurel, a la que añaden harina si son niños, pero no en el caso de que sean niñas.

Al igual que la anjana, tiene el don de la metamorfosis, y puede adoptar varias formas para hacer daño. Puede transformarse en un mendigo anciano y pide albergue en cualquier casa desapareciendo al amanecer luego de haber dado muerte a vacas, ovejas y gallinas. Otras veces roba los ahorros y otros objetos de las viviendas. En otras versiones, se transforman en un árbol robusto a orilla de los caminos y al pasar un carro con leña u otro cargamento, este se derrumba sobre los bueyes. Otras historias cuentan sobre robos a bellas pastoras y destrucciones de cabañas.

Además de comer todo el ganado y la gente que podía conseguir, aunque siempre le gustaron las bellotas, de las hojas de los acebos y de los animales y panojos de maíz que roba. Pero también come murciélagos y aves como las golondrinas, además de los tallos de las moreras, y suele hurtar a los pescadores las truchas y las anguilas.

Se le puede matar –según las diversas versiones- arrancándole un pelo blanco de la roja barba, o dándole con una piedra en un hoyo que tiene en el centro de la frente. También fallece si come setas o fresas silvestres, o si es tocado por una lechuza en la cabeza. También cuando un sapo volador toca al ojáncano, este muere si no consigue una hoja verde de avellano untada en sangre de raposo. Según la tradición, cuando envejece lo suficiente, son otros ojáncanos jóvenes quienes le matan, le abren el vientre y reparten lo que lleva dentro enterrándolo junto a un roble. Del cadáver del ojáncano, al cabo de nueve meses, surgen unos enormes gusanos que la Ojáncana amamanta con la sangre de sus pechos hasta que al cumplir tres años se transforman en ojáncanos y ojáncanas para comenzar otra vez el ciclo de maldades.

Sus únicos amigos son el cuegle y los cuervos; estos últimos suelen informarles de cuanto ven posándose junto a su oreja o en su nariz. Su principal enemigo son las anjanas, pues este es la antítesis de la bondad, de la dulzura de la Anjana. Donde ésta pone afecto, recompensa, humildad y regalo, el Ojáncano pone rencor, castigo, soberbia y hurto. Las perseguía al encontrarlas en su camino; pero éstas se transformaban o se hacían invisibles, y conseguían burlarle siempre

Paralelamente existen versiones que cuentan la existencia de ojáncanos bondadosos, nacido uno cada cien años, a los que se les podía incluso acariciar y ellos agradecidos avisaban de la llegada de los ojáncanos malos. Este monstruo es considerado el ser más popular de la mitología de Cantabria.

Hay una leyenda de una anjana que se encontró a un ojáncano un frío día de invierno, cuando la nieve caía sin parar. Atacado los lobos, consiguió espantarlos, pero le habían dañado su único ojo, por lo que vagaba perdido en medio de la ventisca, asustado y ciego. La anjana se acercó a él, le tomó de la mano y se lo llevó a vivir con ella. Desde entonces, fueron amigos y permanecieron unidos, sacándole la anjana a pasear los días soleados.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#12

Mensaje por Alexander Weiss » 16 Nov 2021, 23:19

Imagen Breogán es el nombre de un mítico rey galaico en el territorio de la actual Galicia, según las tradiciones legendarias irlandesas recogidas en una compilación del siglo XI, el Lebor Gabála Érenn (Libro de las Conquistas Irlandesas), que narra las diversas invasiones que habría sufrido la isla.

Según estos manuscritos, el rey Breogán construyó en la ciudad de A Coruña, situada en el noroeste de la península ibérica, una torre de altura tal que sus hijos podían ver una distante orilla verde desde su cima. La visión de esa lejana tierra les llevó hacia el norte hasta Irlanda, donde Ith sería asesinado. En venganza, los hijos de Mil (Míl Espáine, soldado de Hispania mencionado en el Libro de las Conquistas, nieto de Breogán y sobrino de Ith) navegaron desde Brigantia a Irlanda y la conquistaron, luchando contra los Tuatha de Danaan. Al final, ambos pueblos llegaron a un acuerdo, y los Milesios se asentaría en la superficie de la isla y los Tuatha de Danaan bajo su superficie (o en el otro mundo).

Los anónimos irlandeses del siglo XI que efectuaron la compilación relacionaron la Brigantia de Breogán con la ciudad galaica de Brigantium, que según las distintas versiones pudo ser A Coruña o Betanzos.En el siglo XIX, el mito fue difundido por historiadores románticos gallegos, que llegaron incluso a identificar la torre de Breogán con la torre de Hércules de A Coruña (junto a la cual se ha erigido una estatua de Breogán). Del mismo modo, Breogán es representado como el padre mitológico del pueblo gallego (a veces, Galicia es descrita poéticamente como el "fogar" o "nazón de Breogán", como en Os Pinos, el himno gallego, basado en el poema homónimo de Eduardo Pondal).
Imagen

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#13

Mensaje por Alexander Weiss » 16 Nov 2021, 23:28

Imagen En la mitología gallega existen varios mitos similares a los del Changeling irlandés, en el que las hadas y trasnos se mezclan con los humanos.

En ocasiones los Mouros tienen descendencia con los humanos, y el fruto de esta relación son las Lumias, que aparentan ser mujeres bellísimas, y de forma similar a las Mouras se las puede encontrar en castros, ruinas y fuentes peinando sus cabellos y afirmando estar encantadas. Sin embargo, a diferencia de las Mouras, siempre se trata de un engaño para atraer a los incautos, pues en realidad las Lumias son horribles serpientes con cabeza de mujer, que con su poder para ocultar su verdadera forma devoran a quienes se les acercan confiados.

El trasno tangareño es un trasno solitario y malévolo que secuestra bebés recién nacidos de la misma forma que algunas hadas irlandesas, dejando en su lugar a un changeling, conocido en Galicia como "encanto" o "encantado."

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#14

Mensaje por Alexander Weiss » 17 Nov 2021, 00:10

Imagen En Galicia existen algunos mitos sobre los Ananos o Dusios. Habitualmente se cree que fueron traídos por suevos o visigodos, pero otros dicen que llegaron a Galicia ya en época romana. Viven con los Mouros bajo tierra y se cree que muchos de los tesoros de Galicia fueron creados o acumulados por ellos.

Son excelentes mineros y forjadores, normalmente con el aspecto de pequeños hombres robustos y de piernas corta. Su piel es rugosa y del color de la tierra. Cuando tienen tratos con humanos son desconfiados y burlones, y a veces gustan de gastar bromas pesadas, mientras que otras son serviciales. Visten con ropas de colores vivos y cuando tienen hambre hay que tener cuidado, porque les encanta la carne humana.

A menudo custodian tesoros, como las Mouras, y están dispuestos a entregarlos si se cumplen ciertas condiciones. Se cuenta que un enano que custodiaba un tesoro lo entregaría al primero que hablara en un idioma que no conociera. Muchos lo intentaron y fallaron, hasta que llegó un tartamudo y el enano pensó que se trataba de un idioma desconocido.

EL ENANO DEL TESORO

Un tal Sergio de Moimenta, que hasta entonces había hablado bien y seguido, sin tropezar en consonante alguna, se puso a tartamudear, a tatexar, como decimos en gallego. Prendía especialmente en las emes y las tes. La cosa fue que pasando por el camino de Camba vio a un tipo sentado en una roca, pequeño, envuelto en una capa amarilla.
-¡Bu...bu...buenas...ta...tar...tardes! -dijo el enano.
Y Sergio al responderle no tuvo más remedio que responderle tatexando como él.
-¡Bu...bu...buenas...ta...tar...tardes!
Y así fue el pasar a parlante tartamudo. La mujer de Sergio, que prendía algo en las pes, creía que el marido tartamudeaba por fastidiarla, pero la verdad es que Sergio era ya un perfecto tartamudo, y cada vez tartamudeaba más.
Se sabía que en las peñas de Camba, legua más o menos al oeste, había un tesoro mouro, y que lo guardaba aquel enano de capa amarilla. Sergio decía que el tal enano no tendría por qué haberle hecho a él tal faena, pues era de los pocos vecinos de Moimenta que jamás se había preocupado de buscar el tesoro. En la vecina aldea de Corbelle había un tartamudo muy conocido, que se había vuelto un tipo iracundo, porque no podía parrafear con las mozas, que reían cuando lo veían con tantas dificultades de elocución. Preparaba in mentis piropos y declaraciones de amor, pero no le salían, que se retrasaba cinco minutos en soltarse en la primera palabra. Se llamaba Antolín Pardeiro.
Cuando corrió por la comarca la tartamudez de Sergio de Moimenta, una curandera del país, que tenía la ciencia del sinapismo, lo sabía todo de hierbas y de plantas medicinales, fue a casa de los Pardeiro de Corbelle a proponer un tratamiento para Antolín. La tesis de la curandera, la señora Jovita, era que el enano, que ya estaba cansado de guardar durante tantos años el tesoro, le había gastado una broma a Sergio volviéndolo tartamudo, y que por la misma razón le querría gastar una broma a Antolín devolviéndole el habla. Decidieron los Pardeiro que Antolín se fuese a pasar unos días a los montes de Camba, paseando por entre las rocas, sentándose aquí y allá a merendar algo, para lo cual iba provisto de pan, queso, jamón, unos chorizos, huevos cocidos, y una bota llena de vino de Chantada. Ya llevaba Antolín dos días en el monte, y fueron días de niebla y llovizna insistentes, cuando un día de sol, con el cielo limpio, y en la roca más alta apareció el enano, tendiendo la capa amarilla para que se secase de las humedades pasadas.
Siguiendo los consejos de la señora Jovita, Antolín saludó al enano, que lo estaba mirando:
-¡Bu...bu...buenos...dí...dí...!
No pudo llegar a decir días. El enano se rió y contestó:
-¡Buenos días!
Y Antolín se sorprendió a sí mismo respondiendo a su vez:
-¡Buenos días!
Y en aquel instante mismo dejó de ser tartamudo. Se le llenaron los ojos de lágrimas y le ofreció el vino que le quedaba en la bota al enano del tesoro. Regresó a Corbelle y aquel mismo día ya salió a parrafear con las mozas. El señor cura, don Rogelio, fue llamado a opinar:
-Similis dimilinud vutsnyur! -dijo. Y añadió en gallego:
-Ese enano o que é, é un coñón!

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#15

Mensaje por Alexander Weiss » 17 Nov 2021, 01:41

Imagen Pedro Chosco o Pedro Chusco es un personaje mítico. Tiene la apariencia de un hombre de barba blanca, de comportamiento dulce y voz grave. Pedro Chosco es el encargado de hacer dormir a los niños con suaves arrumacos.

Los niños ven a Pedro Chosco cuando están cansados después de todo un día de juegos, pero como todos los niños pequeños, aun desean prolongar un poco mas el día. Cuando llega el anochecer, están ya rendidos y tienen un ojo cerrado y el otro casi no lo pueden abrir.

Por supuesto, como señor del sueño es tremendamente poderoso y sus poderes son grandes, puede hacerse invisible, y así se sienta al lado de la cabecera de la cama de los mas pequeños, para cantarles o susurrarles despacito hasta que se duermen. Otros aseguran que tiene aun poderes mas asombrosos, como el de poder convertirse en gato, así el gato se acerca a la cama de los peques, y maúlla o ronronea muy suavecito hasta que los peques acaban durmiéndose.

Otros aseguran que puede cambiar de apariencia, muchas veces se disfraza de muñeca para dormir a las niñas, o del juguete favorito de los mas pequeños. Aunque una de las cosas que se cuentan sobre el , mas sorprendentes es la de su tacto calido, dicen que toca despacio las sabanas de la cama de los niños y así su calidez pasa a las sabanas, lo que es muy agradable, otros dicen que es su aliento el que es calido y suave como el calor de una vela.

Hay algunos cuentos muy antiguos sobre Pedro Chosco, como el que dice que su oido es muy sensible, algunos dicen que puede oir el bostezo de un niño a muchos kilómetros de distancia, aunque algunos dicen que son los propios niños los que tienen el poder de invocarlo y se les aparece en cuanto les llega la hora del sueño.

Otra historia también muy extendida es la de que Pedro Chosco domina a la perfección “as mañas do gato e do rato” ( las habilidades del gato y el ratón), esto quiere decir que es silencioso , lo necesario para entrar en la habitación de los mas peques, cumplir su misión de traerles un sueño dulce, y retirarse sin hacer ruido que los despierte.

También conviene contar que Pedro Chosco tiene un enemigo, algunos dicen que tiene un hermano gemelo, que disfruta asustando a los niños en las noches, les trae malos sueños y hace que no puedan dormir, aprovechándose de algunos momentos en los que todos los niños son mas débiles y vulnerables, por ejemplo cuando están enfermos. A este personaje tan desagradable, le conocen como Lelo Pesadelo.

Pero Pedro Chosco es listo, y cuando presiente que Lelo pueda andar cerca, busca la complicidad de los mayores, que velan el sueño del pequeño, de esta manera, en el poco probable caso de que Lelo consiga colarse y traer un mal sueño, papa o mama, o el abuelo o la abuela estaran siempre cerca para calmarnos y quitarnos el susto con un abrazo y un beso.

De carácter siempre amable, se dice que sus nanas son mágicas y tienen el poder de dormir a quien las escucha. Se tiene por la representación del sueño y se dice que es grande su amistad con los niños de todo el mundo.

Pero, también se dice de él que hace dormir, o les da pereza, a las mujeres que sirven en la casa, siente predilección por las jovencitas, y a veces se esconde para cantarles nanas, impidiéndoles hacer sus labores, pues lógicamente las doncellas se duermen en su trabajo. En otros casos, quizá no haga que estas mujeres caigan dormidas realmente, sino que las entretiene con otros trucos ya que tiene fama de ser un gran conquistador de chicas.

Vaite de aí, Pedro Chosco
non me tentes a criada,
nin ma vistes, nin ma calzas,
nin lle pagas a soldada.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#16

Mensaje por Alexander Weiss » 17 Nov 2021, 23:25

Imagen El rabeno es un hombre alto, delgado y pálido, con una cola corta, que viste un traje claro y gorra de visera. Aunque protege y cuida de los animales, tiene una profunda ansia sexual, y suele recorrer los caminos buscando mozas que secuestrar para llevarlas a lugares deshabitados y violarlas. Se le culpa de contagiar enfermedades como la lepra, la sarna y otras enfermedades de la piel. En ocasiones se dice que también roba la grasa de sus víctimas.

El busgoso o musgoso es considerado un habitante y defensor de los bosques, protector de árboles y bestias, que rara vez deja las profundidades de la naturaleza y las cuevas en las que habita. Son similares a los sátiros grecorromanos, con largos cabellos, patas y cuernos de cabra. A veces llevan sombreros hechos de hojas y hierbas, y trajes tejidos con musgo verde. En algunos lugares tienen rasgos de ranas y sapos. No le gustan los intrusos en sus bosques, especialmente si vienen a cortar árboles o a cazar, y normalmente tratará de expulsarlos o extraviarlos, pero puede volverse muy peligroso y atacarlos o hacer que se despeñen por barrancos. En ocasiones merodea cerca de las aldeas para secuestras mujeres y violarlas.
Última edición por Alexander Weiss el 17 Nov 2021, 23:50, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#17

Mensaje por Alexander Weiss » 17 Nov 2021, 23:33

Imagen La Tía Xoana es una anciana arrugada que vive en los desvanes. Tiene el pelo blanco y largo, un solo ojo y un solo diente. Le gusta la privacidad y no le gustan los niños, así que procura mantenerlos alejados, aunque se dice que en ocasiones los devora cuando tiene hambre. Con su diente roe todo lo que encuentra en el desván, y a veces se encierra, empujando con su fuerza las puertas y ventanas, o incluso las tapas de los objetos, tratando de que nadie las abra y la descubra.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#18

Mensaje por Alexander Weiss » 18 Nov 2021, 17:31

Imagen

El monte de los tejos. Un escenario para Changeling: El Ensueño en los montes de Ourense, con ideas de aventuras.

viewtopic.php?f=14&t=2732

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#19

Mensaje por Alexander Weiss » 28 Nov 2021, 14:10

Imagen

El castillo del agua. Un escenario para Changeling: El Ensueño ambientado en Betanzos.

viewtopic.php?f=14&t=3148

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 10150
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Galicia en Tinieblas: Hadas y Duendes

#20

Mensaje por Alexander Weiss » 28 Nov 2021, 14:11

Imagen

No soy más que tú. Una aventura para Changeling: El Ensueño ambientada en Betanzos.

viewtopic.php?f=14&t=3152

Editor completo

Volver a “Changeling”